Acido úrico elevado

Dieta para pacientes con ácido úrico elevado o gota

El ácido úrico es un producto de desecho del metabolismo de las proteínas en el cuerpo humano (el producto de desecho principal es la urea), y se encuentra en la orina en pequeñas cantidades. Cuando hay un aumento de los niveles de ácido úrico en sangre se dice que sufrimos hiperuricemia. La hiperuricemia puede producir la precipitación de ácido úrico en forma de cristal en las articulaciones. Esta afección en las articulaciones puede acabar produciendo una artritis crónica. Los pacientes con esta afección deben de seguir las siguientes recomendaciones:

 

 

  • Evitar excesos dietéticos, dietas adelgazantes drásticas y dietas hiperprotéicas.
  • Evitar ayunos prolongados
  • Limitar los alimentos proteicos
  • Limitar alimentos ricos en grasa (especialmente saturada: mantequilla, quesos grasos, visceras, embutidos, bolleria industrial, carnes rojas…)
  • Eliminar el alcohol y la cerveza sin alcohol (también es rica en purinas)
  • Aumentar el consumo de hidratos de carbono (excepto fructosa)
  • Beber agua en abundancia (2-2,5 litros/día)
  • Realizar ejercicio físico de forma moderada (no ejercicio físico intenso)
  • Limitar los alimentos ricos en purinas (levadura, vísceras, conservas de pescado)
  • Las Legumbres, sobre todo lentejas, habas y guisantes secos ,contienen una cantidad moderada de purinas. No es necesario suprimirlas por completo, ya que su consumo es bajo.

Alimentos que se deben limitar al máximo:

  • Vísceras animales, ternera, cordero, carne de caza, embutidos, pescado azul, marisco, garbanzos, lentejas y guisantes.
  • Bebidas alcohólicas.

Alimentos recomendables o de consumo preferente:
Verduras y frutas en general, arroz, pastas, pan, patatas, lácteos y derivados, carnes blancas, pollo o pavo y pescado blanco.
ALIMENTOS ACONSEJADOS

Leche y lácteos: Leche y yogur desnatados, queso fresco y requesón, quesos especiales con porcentaje de grasa modificada estilo “manchego” y quesos blancos desnatados.

Carnes, pescado, huevos y derivados: Limitar la cantidad de consumo de estos alimentos. Los alimentos aconsejados son: pollo sin piel y carnes con poca grasa, pescado blanco y huevos.

Cereales y patatas: Patatas (fécula), arroz, pastas alimenticias y otros cereales.

Legumbres: Pueden tomarse una vez por semana. Se recomienda combinar con patata o arroz y verduras bajas en purinas y no incluir ingredientes de origen animal ni demasiadas grasas.

Verduras y hortalizas: Crudas, cocidas y en puré, salvo las flatulentas y las ricas en purinas.

Frutas: Frescas a ser posible con piel y bien lavadas, batidas, cocidas y al horno, salvo las indicadas en “alimentos limitados”.

Bebidas: Agua bicarbonatada, infusiones, zumos naturales y licuados de frutas.

Grasas: Aceites de oliva y semillas (girasol, maíz, soja), mantequilla, margarinas vegetales, mejor en crudo.

ALIMENTOS PERMITIDOS (consumo moderado y ocasional)

Leche y lácteos
: Cuajada, arroz con leche, natillas y flan, batidos lácteos.

Carnes semigrasas: jamón serrano sin el tocino y fiambre de pollo.

Bebidas: Zumos comerciales sin azucarar, café, descafeinado, leche con malta o achicoria, bebidas sin gas.

Otros productos: Mayonesa  light y bechamel (mejor con leche desnatada y un poco de aceite de oliva), sorbetes, gelatina de frutas, repostería suave (bollo suizo, bizcocho desayuno, galletas, magdalenas etc.).
ALIMENTOS LIMITADOS (consumir de forma esporádica o en pequeñas cantidades)

Leche y lácteos: Limitar los más grasos y los que están enriquecidos con nata o que llevan nata.

Carnes y pescados  grasos: productos de charcutería y vísceras, pescados azules, marisco, conservas, salazones y ahumados.

Cereales: Galletería, pastelería y bollería rellenas.

Verduras ricas en purinas: Espinacas, espárragos, setas y champiñones, puerros, coliflor, rábanos, habas, guisantes.

Frutas: Fruta en almíbar, frutas secas, frutas confitadas y escarchadas.

Bebidas: Caldos de carne o pescado o de extractos (cubitos para sopas), zumos azucarados, bebidas refrescantes y bebidas alcohólicas.

Grasas: Nata, manteca, tocino y sebos, mayonesa y bechamel.

Otros: Chocolate y derivados por su contenido graso.

Alimentos frescos y congelados Permitidos A limitar
(máximo 2 x semana)
Desaconsejados
(permitidos sólo excepcionalmente)
Sopas y Salsas Caldos de verduras, consomés de carnes (no grasas) Mahonesa, Salsas con mantequilla Caldos de carnes grasas, extractos de carnes.
Verduras, Legumbres y Frutas Frutas Todas Habas, coliflor, espinacas, puerros, espárragos, guisantes, tomate, champiñon, setas, lentejas, y legumbres en general
Cereales Harina, arroz, sémola, pastas, germen de trigo y salvado, pan y galletas integrales. Tartas, hojaldres, pastelería y bollería industrial.
Carnes rojas (1) Ternera Buey, cerdo, caballo, cordero (sólo partes magras) Carnes grasas y Vísceras animales: hígado, corazón, riñones, sesos, mollejas, lengua.  Hamburguesas
Salchichas Frankfurts
Aves y Caza Pollo y pavo (sin piel) Conejo, venado
Caza menor
Ganso
Pato
Pescados y mariscos Pescados blancos: Lenguado, gallo, merluza, bacalao, mero, perca, fletan, panga… Sardinas, anchoas, boquerones, salmón, rodaballo, trucha… Mariscos y Huevas de pescado.
Embutidos Pavo, pollo y asados magros con menos del 10 % de grasa Jamón serrano Todos los grasos
Leche y derivados Desnatados y bajos en grasa Leche semidesnatada Leche entera
Quesos grasos (curados)
Frutos secos Cacahuetes, frutos secos fritos
Azúcar Si hay sobrepeso u obesidad utilizar edulcorantes: sacarina… Azúcar refinado, miel, fructosa
Aceites y Grasa sólidas Aceite de oliva, girasol o maíz Manteca de cerdo, sebo y tocino
Bebidas Té, café, agua mineral, infusiones de hierbas, zumos naturales Alcohol (en todas sus formas) sobre todo cerveza y bebidas de alta graduación

(1) Frecuencia recomendada de carnes y aves: carnes rojas, dos días por semana; pollo, pavo sin piel o conejo, dos o tres días por semana. Cantidad recomendada: una sola vez al día, no más de 200 gramos.
Condimentos: Se pueden utilizar todo tipo de condimentos. Sal con moderación.